Go to Top

Cuándo utilizar el mentoring

¿Cuándo utilizar el mentoring?

Su habla mucho del mentoring pero a menudo se utiliza este nombre que parece que se ha puesto de moda para actividades que no lo son realmente, creando cierta confusión.

Existen varias figuras para externalizar funciones de apoyo a la dirección empresarial y a veces se presta a confusión determinar cuál es la más adecuada a las necesidades puntuales en cada caso.

Si un directivo requiere ayuda externa para realizar su función con éxito ¿se le apunta a un curso de formación o se le apoya con un coach o con un mentor?,  ¿o quizás se contrata a un consultor para que diseñe un plan de acción para que él lo implemente?  ¿o simplemente no se cuenta con él y se contrata a un experto directivo externo en régimen de headrenting para que realice la función encomendada?

Mentoring vs Formación

En primer lugar el mentoring se basa en una relación personal individualizada y de confianza entre el mentor y el mentorizado, por lo que cualquier actividad en la que exista más de un mentorizado a la vez es formación y no mentoring grupal como a veces se le llama, y el mentor se convierte en un profesor.

Mentoring vs Coaching

En segundo lugar, a veces se confunde mentor con coach, cuando realmente son dos conceptos muy diferentes. El coach se centra en aquella habilidad no técnica que está generando problemas a la persona para desempeñarse fluidamente en su puesto y no aconseja sino que le ayuda a encontrar sus propias respuestas desde un plano de igualdad, por lo que no precisa conocimientos profesionales sobre la empresa, el sector o la función que desempeña. El coach pregunta para que la persona encuentre sus propias respuestas.

En cambio la función del mentor abarca el desarrollo global de la persona en la organización, por lo que debe ser un experimentado directivo conocedor del área empresarial del ejecutivo para poder transmitirle sus conocimientos y asesorarle en su función. El mentor desarrolla una relación de confianza con la persona situándose en un plano superior, guiándole y aconsejándole. En este caso es la persona quien hace las preguntas y el mentor el que proporciona las respuestas.

Así pues, a diferencia de un coach que solo precisa ser experto en el área de desarrollo personal y puede acompañar a cualquier persona que lo precise, el mentor debe tener además amplia experiencia directiva en el área de actividad del mentorizado.

Mentoring vs Asesoría

En tercer lugar, cuando el objetivo es la transmisión exclusiva de conocimientos y experiencias por parte de un experimentado ejecutivo senior sin considerar aspectos personales de actitudes, habilidades y motivaciones, estamos ante un proceso de asesoría y el mentor se convierte en un asesor.

Muchos programas llamados de mentoring para orientar a emprendedores promocionados por instituciones son asesoramientos, porque los mentores son empresarios de éxito que asesoran a sus pupilos en los aspectos profesionales, pero que no suelen estar formados en las áreas de motivación y personalidad para que los mentorizados puedan sacar el máximo rendimiento de sus habilidades personales.

De la misma manera que ser un buen directivo permite ser un buen conferenciante pero no garantiza ser un buen profesor en una escuela de negocios, quizás permita también transmitir conocimientos y experiencias sobre los aspectos técnicos del negocio pero no garantiza que el mentorizado desarrolle todo su potencial y adquiera la autoconfianza necesaria para desempeñar su función con éxito. Igual que en una escuela el profesor precisa una metodología didáctica y un programa docente, el mentor también requiere una metodología profesional y un plan de mentoring estructurado que individualizará para cada caso.

Posicionamiento del mentoring

Todas las opciones son válidas pero hay que tener claro cuáles son los objetivos y valorar cuál es la mejor alternativa en cada caso. En el cuadro adjunto se resumen los aspectos diferenciales básicos entre todas ellas:

Servicio Ámbito Función Dedicación Valor Descripción
Formación Técnico o Personal Informativa Puntual y temporal Aprendizaje teórico Transmisión grupal de conocimientos
Mentoring Técnico y Personal Informativa Consultora Continuada y temporal Aprendizaje práctico Desarrollo personal y transmisión de conocimientos y experiencia de forma individualizada
Coaching Personal Consultora Continuada y temporal Aprendizaje práctico Desarrollo personal de manera individualizada
Asesoría Técnico Consultora Puntual y temporal Plan de acción Diseño de un plan de acción que gestiona el directivo
Headrenting Técnico Consultora Ejecutiva Continuada indefinida Gestión del negocio Diseño de un plan de acción y gestión del mismo

Cuándo utilizar el mentoring

En conclusión, el mentoring es el instrumento adecuado a utilizar cuando se desea asignar a un ejecutivo con potencial responsabilidades para las que no está todavía plenamente preparado, con el objetivo de acelerar su aprendizaje desarrollando sus habilidades directivas y transmitiéndole los conocimientos y experiencias necesarios a través de un mentor reconocido, hasta que esté capacitado para asumir la dirección asignada en solitario.

Red Nacional de Mentores Profesionales a su disposición